EL 4%

marzo 2, 2011
Por el Arq. Ernesto J. Armenteros.
Probablemente todos los que leen mis lucubraciones en la Gaceta aprendimos la Ley de Pitágoras en la escuela. Aquella que dice que la suma del cuadrado de los catetos  es igual al cuadrado de la hipotenusa. Formulado de la forma siguiente: a2 + b2 =  c2 El aprendizaje de esta ley, fundamental de la geometría, trigonometría, geometría esférica y sus implicaciones matemáticas, en el cálculo, en el diseño estructural, mecánico, en la geografía, astronomía, arquitectura, etc.… me abrió un mundo de realizaciones y oportunidades. A los dieciocho años trabajé en la Falcombridge al norte de Ontario, en Canadá, en los túneles mineros a doscientos pies de profundidad dando las rutas topográficas a seguir por los mineros. Un trabajo peligrosísimo. Muy bien pagado. Al año siguiente, en los veranos que trabajaba mientras estaba en la universidad, hacía triangulización topográfica, con nivel y tránsito a pie durante días de montería, al norte de la provincia de Québec, por  algunos de los paisajes más hermosos del planeta. Décadas más tarde esta misma fórmula que nos dejó el filósofo y matemático Pitágoras en circa 500 A.C. y se nos traspasó gracias a la dedicación de maestros, matemáticos, filósofos e intelectuales durante los últimos dos mil seiscientos años, me sirvió para planificar mis rutas en mi velero el CUCO por las Islas del Caribe y actualmente me sirve para dejarme boquiabierto cuando uso el GPS (Global Positioning System) que nos ayuda electrónicamente a ubicarnos en el mar y en tierra. Esos avanzados instrumentos electrónicos incorporan las fórmulas del Señor Pitágoras para calcular nuestra ubicación recibiendo señales satelitales.   La educación y el genio excepcional de algunos humanos es lo que nos ha permitido lograr los avances actuales de nuestra civilización.   La llave del arca que contiene los tesoros del conocimiento de la matemática y nos da acceso a ellos es la educación.
En Primer año de Arquitectura tuvimos un profesor enano, contrahecho y homosexual. Apenas tenía 4 pies de altura, la cabeza era tamaño normal, el resto del cuerpo era todo deforme. Apenas podía caminar con ayuda de bastones diseñados especialmente para él.  Era un genio de excepcional sensibilidad. Profesor de la Universidad de McGill, en Montreal , Canadá.   Nuestra primera asignación fue dibujar en una cartulina de 4’x8’ con tira línea, compás y tinta china (no es posible borrar o corregir errores con estos instrumentos y tinta china). Usando solamente tinta negra sobre fondo blanco. El Profesor nos solicitó que dibujáramos tantos cuadrados cupieran en la cartulina, de tres pulgadas por tres pulgadas, separados media pulgada y que iniciando con un punto, posteriormente con un punto y una línea, una línea y un círculo, dos líneas y un círculo, dos círculos, así sucesivamente, de diferentes gruesos de líneas y de diámetros de círculos y llenáramos los cuadritos para que estuvieran compuestos de tal forma que los cuadritos estuvieran balanceados, fuera de balance, activos, pasivos, etc.…Tenía 20 años cuando me dieron a hacer ese ejercicio y la clase posterior explicándonos lo que habíamos o no logrado. En los 50 años siguientes he podido entender, disfrutar y aplicar este aprendizaje. Cuando veo una obra de arte, pintura, fotografía, escultura, flor, árbol, espacio arquitectónico, espacio natural comprendo si está  pasiva, activa, balanceada, compuesta. Este mismo profesor en una asignación posterior nos pidió hacer esculturas táctiles y las evaluó con los ojos vendados. Desde entonces no dejo de observar la textura de las superficies que veo. Creíamos cuando nos puso la primera asignación que era un lunático. A partir de entonces nuestras clases preferidas eran las de él y cuando en la última asignación nos pidió que cada uno construyera un instrumento musical y al final organizó con ellos una orquesta y compuso con la participación de todos sonidos armónicos. Terminamos el curso desbordando de admiración por aquel individuo en el cual ya no veíamos el adefesio, sino al genio.  Entendimos lo que es el arte.      La llave del arca que contiene los tesoros del conocimiento de las artes y nos da acceso a ellos es la educación.
Les pudiera escribir muchas lucubraciones, posiblemente muy aburridas, sobre las consecuencias de lo que me enseñó aquel genio deforme. Les pudiera escribir que recibí clases de escultura y dibujo en la Universidad de Toronto, después de graduado de arquitectura, posiblemente motivado por este personaje. Quizás motivado por otros, un estonio que fue flautista de la Sinfónica de Finlandia pero que se quedó sordo de un oído como consecuencia de la II Guerra Mundial, que de músico pasó a ser profesor de dibujo,  arquitectura, y, extrañamente, de finanzas relacionadas con la práctica de arquitectura, (el estonio tenía una práctica de arquitectura muy exitosa en Toronto antes de decidirse a enseñar).  Como el estonio tenía un acento muy fuerte el me daba la clase a mí y en su presencia yo se la impartía a los otros estudiantes. Sa qué la nota más alta en la materia, la enseñé en la UNPHU por muchos años y como resultado de estos conocimientos es que gané algunos de los dineros que me permiten estar lucubrando sin presiones monetarias. Un estudiante mío de esa época me dijo recientemente que gracias al aprendizaje que yo le impartí en relación a esta materia cuando era profesor de arquitectura en la UNPHU había disfrutado de una vida de bienestar como profesional de la arquitectura. Sus hijos también son arquitectos. Una gran satisfacción para mí y para esta familia. Buenos profesionales todos.   Pudiera continuar lucubrando sobre el profesor de Historia Moderna que nos enseñó historia haciendo referencia de lo construido contemporáneamente en función de los precedentes históricos. Al revés de la práctica normal de enseñanza de historia que generalmente se enseña desde lo más antiguo a lo más moderno. Genial. Este profesor es anti social, arrogante, un intelectual brillante, judío, ingles, de origen ruso. Esta todavía vivo y cerca de 90 años. Vive solo. Soy uno de sus pocos estudiantes que le tomó aprecio y él lo sabe. Al reunirnos para celebrar cuarenta años de graduados me enteré que su familia escapó, no todos, de las persecuciones raciales y políticas que asolaron Europa en las décadas del treinta y el cuarenta. Que su madre fue una irresponsable que abandonó sus hijos. Un hombre brillante que nunca aprendió a relacionarse con otros. Liberal a raja tabla. Nos escribimos de vez en cuando. Cuando a uno lo educan, no solo se aprende sobre las materias del currículo sino también sobre los seres humanos y sus motivaciones. A él le debo mi comprensión de la incidencia de la historia en los acontecimientos actuales. Otro profesor, el de historia clásica, discípulo del legendario historiador Fletcher, maestro de maestros, ameno, culto, estricto, impaciente con los estudiantes incompetentes, nos enseñaba cientos de diapositivas en sus clases. Cuando décadas después visité La Iglesia de Santa Maria Maggiore, la Basílica de San Pedro, en Roma,  la Villa de la Malcontenta de Paladio cerca de Venecia, el Partenón en Atenas, Santa Sofía, ahora llamada La Mezquita Azul, en Estambul, Delfos, etc.…creía haber visto estas maravillas de la arquitectura clásica anteriormente.   Pudiera, siendo viejo y propenso a hacer historias, aburrirlos haciendo recuentos de aprendizajes y experiencias fruto de haber sido educado en universidades excelentes por profesores brillantes con los cuales establecí vínculos de por vida.   La llave del arca que contiene los tesoros del conocimiento de la historia, la literatura, la filosofía, las ciencias sociales  y nos da acceso a ellos es la educación.
En nuestra familia hemos sido muy afortunados de recibir la mejor educación posible que se pueda comprar. La herencia por excelencia. Mi esposa tiene un Post-grado en Educación. Hija de maestra y médico. Consecuentemente, no tenemos que mirar lejos para tener convencimiento irrefutable que la educación es la clave del progreso. Más importante aún para saber que la educación es la clave de nuestra realización como seres humanos.   Nuestra familia inmediata y extendida es testimonio de lo anterior. Los Armenteros somos más de quinientos en la RD. No creo que los que NO sean graduados universitarios sumen una docena. La virtual totalidad son profesionales y empresarios de éxitos involucrados en numerosas instituciones de bien común sin fines de lucro.  Todos los Armenteros somos descendientes de tres hermanos y una hermana, españoles y portugueses, que emigraron a RD a finales del siglo XVIII y principio del siglo XIX. Recientemente nos enteramos que nuestra abuela, originalmente lavandera,  no sabía leer o escribir a excepción de su firma. Mi abuela materna, cocinera, catalana, tampoco sabía leer o escribir. Sus nietos, mis primos, en Barcelona   son neurocirujanos, abogados, empresarios textiles, hoteleros, chef de cocina, técnicos de seguro. Fiscal.   Mi suegro, hijo único de palestinos que emigraron a Moca cuando él era un niño, inició la escuela a los doce años. Tenía que ir en carreta desde Moca a Santiago para estudiar Secundaria. Se graduó de médico en la Sorbone en Paris . Su mamá no sabía leer o escribir. Mi suegra estudió educación primaria, gracias a una tía monja, superior de la orden, que la acogió en tutelaje en Versailles, en las afueras de Paris. Su mamá era una campesina de origen Vasco.  La nieta de esas campesinas vasca y palestina  es y ha sido fundadora-directora del Colegio Babeque que cumple 40 años de fundado este año. El Colegio tiene una población de 1100 estudiantes, ciento veinte profesores.  La tradición académica y la importancia de la educación continúan. Nuestra hija se graduó en educación Inicial en Concordia, Montreal , Canadá y es actualmente  la responsable de las actualizaciones de la educación en el Colegio Babeque. La  actualización  de esta institución es muy importante. Numerosas escuelas han sido fundadas siguiendo el patrón de enseñanza establecido en Babeque por ex profesoras y alumnas del colegio.  La educación tiene un efecto multiplicador. La educación es, sin duda alguna, la clave del progreso individual y de las naciones. La importancia de la educación está más allá de discusiones partidistas o de opiniones de ignorantes. El testimonio personal que acabo de narrar no es más que uno de millones. Acabo de leerme el libro ¡Basta de historias! De Andrés Oppenheimer que nos explica con numerosos y convincentes datos y estadísticas el progreso alcanzado por naciones como Finlandia, China, India, Singapur, Israel, Chile, Colombia, Brasil, Argentina y el atraso de países como Venezuela influidos por políticas obsoletas y fracasadas. Este libro que nos lo  dedicó el autor a mi esposa y a mí por gestiones de Doña Nora Wittkop, (miembro distinguido de mi club de lectores y que me deseaba motivar a escribir sobre el 4%), reafirma, una vez más sin lugar a dudas, que  la educación es la clave del progreso individual y de las naciones. Todo lo anterior me lleva a formular las siguientes fórmulas a lo Pitágoras que llamaré la Ley Cuco, porque a pesar que son muy conocidas, no creo que hayan sido formuladas algebraicamente previamente. 
POBLACION + EDUCACION = PROGRESO
POBLACION + IGNORANCIA  = POBREZA + CORRUPCION.
CORRUPCION + INJUSTICIA + IGNORANCIA = VIOLENCIA + CRIMEN
VIOLENCIA + CRIMEN + INJUSTICIA = PODER DICTATORIAL – LIBERTAD
SOLUCION: EDUCACION
Numerosos dominicanos  entienden la importancia de la educación. En forma ESPONTANEA han coludido en exigir al Estado que cumpla con lo legislado y entregue a EDUCACION el 4% del PIB como lo exige la ley. El poder ejecutivo se ha opuesto a raja tabla a cumplir con lo establecido por la ley en forma obstinada, agresiva e IRRACIONALMENTE.   ¿Por qué?   Las razones que me han explicado son tan egocéntricas, perversas, espurias, y, en fin, tan irracionales, que no me atrevo a lucubrar sobre ellas para que no  se endilgué este articulo como algo dirigido por algún partido opositor con intenciones políticas de arrebatos por el poder. 
Por favor, Señor Presidente, dénos una respuesta RACIONAL a su oposición a que se cumpla la ley del 4%. ¿A qué se debe su oposición a canalizar recursos a la educación del pueblo? Usted se vende como un hombre culto y asiduo lector. Un dedicado bibliófilo. Usted obtuvo su posición de liderazgo, siendo de origen humilde, por su educación. ¿No desea usted que otros dominicanos tengan esa oportunidad?
Por favor, señores Legisladores, asuman una posición independiente a la de poder gubernamental,  no sean tan pusilánimes y lacayos como para no manifestar criterio propio y dénos razones para oponerse a lo que dice la ley del 4%.  Acuérdense que los que los que le dieron el carguito, con el barrilito y todas las añadiduras,  fueron los votantes. ¿Por qué no les preguntan a sus votantes lo que quieren?
¿No entienden ustedes, Señor Presidente y Señores Legisladores, que la unidad ciudadana que ha suscitado el tema del 4% puede ser el factor más determinante en unas elecciones futuras?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: