Archive for diciembre, 2008

40 Años de Estudios Sociales, José Luis Alemán, S.J. In memoriam, jesuita y economista (1928-2007)

diciembre 20, 2008

padre-aleman

+ Padre José Luis Alemán Dupuy, S. J. (1928-2007)

Que una revista de ciencias sociales pueda celebrar cuarenta años de existencia en República Dominicana es un auténtico record editorial. Una historia no exenta de momentos de crisis, de problemas en la continuación del ritmo de las publicaciones y, sin embargo, una historia jalonada también por momentos de luz y entusiasmo. Esta aventura editorial llamada revista Estudios Sociales, consciente de su fragilidad, ha logrado, a pesar de todo, mantener viva una tradición de publicaciones académicas en un área del saber humano muy relevante para el fortalecimiento de relaciones de mayor justicia entre los que comparten la territorialidad dominicana. De hecho, con este número de la revista, comenzamos una nueva datación que nos permitirá salir de un atraso en el ritmo de las publicaciones. Hemos conseguido conservar tanto la numeración del volumen como la del fascículo, añadiendo simplemente el concepto de año. Con esta edición, comenzamos nuestro “Año 40, Vol. XXXIX, Número 144”, correspondiente a enero-marzo 2008.

Otro hecho relevante se une a este jubileo desde muy adentro. Una noticia en la que se mezclan la pena y la alegría: el fallecimiento del fundador de la revista, José Luis Alemán, sacerdote jesuita y economista, acaecida el pasado 24 de diciembre de 2007, en la ciudad que acabó por amar más en la tierra, Santiago de los Caballeros.
Por un lado, naturalmente, tiene que aparecer el sentimiento de pena. Toda separación de un ser querido, de alguien que nos haya marcado significativamente, produce un desgarrón interno. Pero en José Luis Alemán, se pierde algo más, dada la cantidad de cualidades que convergían de manera extraordinaria en su persona. Como sugirió el economista dominicano Miguel Sang Ben en uno de los tantos homenajes que aparecieron en la prensa a raíz de su fallecimiento, la parte de la sociedad dominicana que hace esfuerzos por comprender mejor los procesos sociales dominicanos ha quedado con una pregunta nostálgica en el alma: “¿Quién nos irá a defender?”. Escuchemos las palabras que contextualizan la pregunta: “Ya que se nos ha ido el Dr. Alemán, ¿quién podrá defendernos? ¿Quién ocupará su lugar de mente sosegada y ecuánime en el ambiente altamente politizado y partidarizado de la política económica dominicana? Tal vez nos quede regresar a los textos del economista Alemán para descubrir que el secreto de la política pública está en la ética (y en) estudiar las razones de inequidad económica en palabras de cómo se genera la pobreza, para eliminarla de la faz de la Tierra”

LEER + Y DESCARGAR GRATIS ES 144

Fuente: Centro de Estudios Sociales Padre Juan Montalvo, S. J.

Anuncios

Rafael Moneo: Madrid-Nueva York

diciembre 18, 2008


Moneo presenta en Madrid el proyecto de ampliación de la estación de Atocha
En Nueva York construye un edificio de Ciencias de la universidad de Columbia

moneocolumbia

Ya ha cumplido 15 años. La estación de Puerta de Atocha necesitaba adaptarse a la nueva realidad ferroviaria española. Los trenes de Alta Velocidad inaugurados, y los previstos, aumentarán el tráfico en la estación desde los 16 millones de usuarios que tiene en la actualidad, a los 36 millones en 2020. El autor de Puerta de Atocha, Rafael Moneo, ha presentado hoy el proyecto de ampliación, que costará 520 millones de euros. La obra dotará a la terminal de una “playa” para taxis y un parking, separará la zona de salidas y llegadas y dotará de una nueva plaza a los alrededores de la estación y de una zona verde en la zona de la calle Téllez.

Junto a Magdalena Álvarez, el único premio Pritzker español -en 1996-, ha explicado las peculiaridades de su proyecto madrileño, mientras unas horas antes al otro lado del Atlántico el edificio de la facultad de Ciencias de la universidad de Columbia de Nueva York, obra del arquitecto navarro, alcanzaba su cima. Como acto simbólico el edificio se ha coronado con una bandera prendida en una viga de acero.

El bloque se encuentra en Broadway con la 120 y se alza en el campus de la universidad, justo sobre el antiguo gimnasio. La fachada, de cristal y aluminio y con elementos diagonales, deja pasar la luz al interior, donde se inctalará una biblioteca diáfana en su parte central, así como una sala de conferencias. El edificio se encuentra conectado con el Hall Chandler, aunque también tendrá acceso desde la calle.

Este edificio universitario no es el único que ha realizado Rafael Moneo, quien en 2002 inauguró la biblioteca de la universidad de Aremberg, en Lovaina y este año ha finalizado las obras de la biblioteca de la universidad de Deusto, en Bilbao. Precisamente el lunes se dio por terminado el traslado de fondos de la universidad al nuevo edificio de Moneo. Además, el arquitecto construirá el edificio de Neurociencias y Psicología de la universidad de Princeton, campus en el que compartirá cartel con Frank Gehry, premio Pritzker 1989.

En el paseo de Prado y sus inmediaciones Rafael Moneo tampoco es un desconocido, ya que no sólo fue él el autor de la estación Puerta de Atocha, sino que acometió las reformas del palacio de Villahermosa para acoger el museo Thyssen, la ampliación del Banco de España y la más reciente ampliación del museo del Prado, no exenta de polémica.

The Shadows of Consumption

diciembre 18, 2008

Danielle Lawson

The Shadows of Consumption: Consequences for the Global Environment is the latest offering from Canadian academic and former chess champion, Peter Dauvergne. It’s perhaps a book which wouldn’t in the past have had a wide appeal. But today with titles such as 365 Ways to Save the World being touted by high street bookshops as potential Christmas gifts, it’s a justifiable festive read.

shadowsbw1

The book focuses almost exclusively on the effects of American industry and uses case studies (including somewhat unfortunately the growth of General Motors) to get across ideas such as planned obsolescence – products built to quickly become obsolete, forcing consumers to buy again. Acts of consumption are described by Dauvergne as ‘raindrops in a typhoon’, a neat metaphor which conveys his evident belief in the necessity of taking individual responsibility for global trends.

The book’s central question, ‘What are the environmental consequences of consumption?’ is answered by looking at five specific industries; automobiles, leaded gasoline, refrigerators, beef and the harp seal hunt. This limited scope is understandable, as the author himself points out it would take several lifetimes to research the environmental effects of every ‘shadow of consumption’. And whilst the harp seal industry will be of little general interest to most of us who read it, Dauvergne’s point that even niche pockets of industry affect us all in the end is a valid and thought-provoking one.

Although he might well have been excused for maintaining a downbeat view throughout this entire book, Dauvergne makes a cheery effort to point out the positive changes that are being made to combat the effects of the industries he discusses. This is so (he claims) readers can trust that what they are getting here is an objective – as far as this is possible – view of affairs. However, he does later criticise the success of efforts so far undertaken to reduce environmental damage as too local, and points out that they do little to protect the most vulnerable people and ecosystems.

Dauvergne’s overriding message here is that, yes, steps have already been taken to understand and offset the effects of our global desire for exponential production but without further explanation and efforts our over-consumption will be to the environment what ballast would be to a sinking ship.
Published by the MIT Press, this book is an insightful read for anyone concerned with how today’s habit of over-consumption has a wider effect on the lives of those outside the industrialised West.

Fuente: The Ecologist

Caroma Profile Smart Dual Flush Toilet

diciembre 11, 2008

toilet_550x550

CaromaUSA

Fugitivos por Delitos Ambientales EPA

diciembre 11, 2008

imagen-12

Faltan los Grandes

EPA

El ‘Metrocable’ de Medellín, el teleférico de los pobres

diciembre 7, 2008

metrocable-medellin

Por ÉRICA CHAVES (SOITU.ES) Actualizado 15-11-2008 19:57 CET

En Medellín (Colombia) el metro también se desplaza por el aire. Es el ‘Metrocable’, el teleférico de los más pobres, una solución barata para llevar el transporte público a las comunas de las zonas más altas de la ciudad donde no llega ningún otro medio colectivo.

Lejos de buscar un fin turístico como el teleférico de Rio de Janeiro u otros muchos en Europa, el sistema de Medellín busca trasladar de forma masiva a gente a zonas poco accesibles de la ciudad de la forma más sencilla y barata posible. Este sistema pionero en el mundo, cuenta con dos líneas, la K y la J, en cada una de las cuales cuelgan cien cabinas con capacidad para diez viajeros.

La primera, que une Acevedo K, Andalucía, Popular y Santo Domingo Savio, se construyó en 2003, cubre por el aire un trayecto de 2.072 m y salva un desnivel de 400 metros. La segunda, la línea de San Javier J, Juan XXIII, Vallejuelos y La Aurora, se inauguró este mismo año y sobrevuela una distancia de 2.789 metros.

Para facilitar su uso entre la población con menos recursos, el ‘Metrocable’ no podía suponer un alto coste para el ciudadano. Y lo han conseguido. Estas líneas de cabinas se han integrado con el metro urbano y el mismo billete vale para los dos medios de transporte. Antes, lo normal era pagar dos tarifas en un desplazamiento. Ahora, sólo basta con una. Según el departamento de Metro de Medellín, el ahorro mensual por persona se estima en 50.000 pesos colombianos (unos 17 euros); y en un año, la población ahorraría unos 10.000 millones de pesos (unos 3.400 millones de euros). Para Sergio Fajardo, ex-alcalde de Medellín, “las poblaciones que usan el ‘Metrocable’ son muy numerosas y pertenecen a estratos socioeconómicos muy bajos”. “Esta solución de transporte busca que muchos de ellos puedan optimizar sus escasos recursos y destinarlos a cubrir otras necesidades básicas”, comenta Fajardo, que añade que “el mayor ahorro se consigue en el tiempo de viaje (hasta 30 minutos) y en el buen servicio mejorando así la calidad de vida de los habitantes”.

Según el gobierno de la ciudad colombiana, otras ventajas son que el sistema utiliza tecnología limpia (se alimenta del sistema eléctrico) y llega a sitios donde no alcanza el metro o el autobús por los desniveles de la montaña y el mal estado de las vías. El ‘Metrocable’ no requiere utilizar esta infraestructura y llega con facilidad a las zonas más altas donde están construidas los barrios de favelas.

Metro de Medellín
En total, el área construida para este sistema de transporte es de 18.200 m2 y otros 30. 000 m2 de espacios públicos generados. Unas 120.000 personas se benefician de estos teleféricos de una forma directa, y otras 350.000 de forma indirecta, ya que la construcción de este sistema de transporte ha venido acompañada de la creación en torno a las estaciones de zonas deportivas, espacios infantiles, zonas verdes, áreas de juego, mejora de andenes, plazas públicas, comedores escolares y una biblioteca llamada ‘Biblioteca España’. El proyecto promueve la mejora del hábitat urbano y del ordenamiento territorial, dado que estabiliza el crecimiento de nuevas vías y aumenta la generación de nuevos espacios públicos. Además, los teleféricos y sus zonas cercanas se han convertido en una atracción turística en la ciudad y la comunidad de la zona se ha ido formando para ejercer como guías turísticos espontáneos.

“El ‘Metrocable’ mejoró la autoestima de los habitantes más pobres de la ciudad, se generaron oportunidades laborales al crearse negocios para atender a los nuevos visitantes del lugar y la ciudad ‘formal’ reconoció a la zona, acabando con la estigmatización que normalmente afectaba a sus ciudadanos”, explica Luis Pérez Carrillo, director del proyecto de este particular teleférico.

Sin embargo, desde el Ayuntamiento aseguran que este servicio “no puede cubrir todas las necesidades de movilidad o destinos diferentes de los habitantes”. Todavía hay mucho que hacer. Este mismo año se ha empezado a construir una nueva línea prevista para el primer semestre del 2009, destinada principalmente al turismo y el ocio de los habitantes de Medellín. Se trata de la Cable Arví, que dará acceso más seguro al Parque que lleva el mismo nombre. El sistema tendrá 27 cabinas con capacidad para diez pasajeros cada una y recorrerá un trayecto de 4.619 metros. Por ser un sistema turístico, operará en un horario diferente a las demás líneas del metro y tendrá una tarifa distinta.

“Medellín es la única ciudad de Colombia que tiene metro”, asegura Carlos Felipe Pardo, coordinador del Proyecto Transporte Sostenible (SUTP, SUTP-LAC). En las ciudades colombianas el 80% de la población se desplaza a pie, en autobús (que es un mal servicio), en motocicleta y algunos en bicicleta. La ciudad pionera de Medellín ya ha recibido visitas técnicas de diferentes ciudades del mundo con problemáticas sociales similares y de topografía urbana escarpada, como Manizales (Colombia) y Río de Janeiro (Brasil), que ya tienen un ‘Metrocable’ en construcción.

¿Cómo se mueven los pobres en Sudamérica?

La movilidad de los pobres es un gran problema en los países subdesarrollados. No es sólo que la población viva en la periferia, sino que no hay casi infraestructura y aún menos medios de transporte.

No importa que haya atascos, los ricos se mueven más. Según Pardo, en los países ricos se registra una media de dos o tres viajes al día mientras los que viven en países en desarrollo tienen una media de 1,2 – 1,5 viajes en el mismo periodo. Los pobres de desplazan menos, pero también tardan más en ir de un punto a otro porque muchas veces tienen que irse lejos de sus casas. “En Sudamérica no siempre hay sistemas integrados de movilidad, hay poca seguridad y atención a la gente”, cuenta Pardo.

¿La solución? según los expertos, hay que planificar mejor las ciudades. Un ejemplo lo encontramos en la ciudad brasileña de Curitiba. Para que la infraestructura básica llegue a todas las partes y se disminuya la necesidad de desplazamientos, hay que invertir en la seguridad de los espacios públicos. “Una calle segura permite el libre desplazamiento a pie y en bicicleta de mucha más gente incluyendo niños”. Hay que hacer que los transportes lleguen a las personas, como ocurre con el Metrocable de Medellín.

Glenn Murcutt Awarded 2009 AIA Gold Medal

diciembre 6, 2008

murcutt

 

65th Recipient of AIA’s highest honor 

The AIA Board of Directors voted today to award the 2009 AIA Gold Medal to Australian architect Glenn Marcus Murcutt, Hon. FAIA. Murcutt was recognized by the AIA Board in large part for the depth of his work and the breadth of his influence.

 

Murcutt, a sole practitioner, is noted for his ecologically responsive and socially responsible Modernist suburban and rural homes with which he incorporates a variety of natural materials.

 

“Recently our architectural field experienced an ‘ecological boom,’” writes 2005 AIA Gold Medalist Tadao Ando in a letter of support for Murcutt’s nomination. “However, without relation to such a trend of time, Glenn Murcutt has always been focusing on the geographical and regional conditions, from the very beginning of his career.”

Although Murcutt works exclusively in Australia, he has had and continues to have a profound impact on architecture around the world. “While some might characterize a single-continent geographic range of work as ‘regional,’ the effect of Mr. Murcutt’s is amplified by impassioned and extensive lectures and a commitment to teaching throughout the world,” said Tom Howorth, FAIA, chair of the AIA Committee on Design’s Gold Medal Committee.

Murcutt, born in London in 1936, grew up in the remote Morobe district of New Guinea. Living close to the land helped develop Murcutt’s preference for simple, vernacular architecture. Murcutt studied architecture at the University of New South Wales from 1956 to 1961, during which he worked with a series of architects. He established his own practice in Sydney in 1970.

The AIA Gold Medal, voted on annually, is the highest honor the AIA confers on an individual. The Gold Medal honors an individual whose significant body of work has had a lasting influence on the theory and practice of architecture. Murcutt will be presented the award at the American Architectural Foundation’s Accent on Architecture Gala in February.

Murcutt becomes the 65th AIA Gold Medalist, joining the ranks of such visionaries as Thomas Jefferson, Frank Lloyd Wright, Louis Sullivan, LeCorbusier, Louis Kahn, I.M. Pei, Cesar Pelli, Edward Larrabee Barnes and last year’s recipient, Renzo Piano. In recognition of his legacy to architecture, Murcutt’s name will be chiseled into the granite Wall of Honor in the lobby of the AIA headquarters in Washington, D.C.

Fuente: Bustler

Leer+ 

murcuttwineryfront1

 

Venecia en alerta por el “acqua alta”

diciembre 1, 2008

psanmarcos

Leer +

Fuente: soitu.es