“No estamos preparados para afrontar la sequía”

junio 22, 2007

La sentencia es del profesor suizo Martin Beniston, quien acaba de participar en el Foro Internacional de la Sequía, celebrado recientemente en Sevilla.
Científicos y responsables políticos han coincidido en que es necesario tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y las consecuencias socio-económicas y humanitarias. Entrevista.

Doctor en Ciencias Atmosféricas, Martin Beniston es experto en investigación climática. Dirige el Departamento de Cambio Climático de la Universidad de Ginebra desde el que se desarrollan sistemas de predicción del cambio climático y se investigan las repercusiones sociales y ambientales del calentamiento global de la atmósfera.

swissinfo: Usted ha participado como experto en el Foro Internacional de la Sequía ¿Cuál ha sido su contribución a este encuentro?

Martin Beniston: En nuestro departamento de la Universidad de Ginebra trabajamos en la simulación de modelos climáticos. Mi tarea ha consistido en exponer los escenarios que se avecinan y el modo en que las sociedades del futuro pueden verse afectadas por el cambio climático, así como los efectos que puede tener el calentamiento global sobre las poblaciones.

swissinfo: Hay expertos que mantienen la opinión de una relación fatal entre cambio climático y sequía. Otros, por el contrario, afirman que la sequía forma parte de un comportamiento cíclico de la naturaleza. ¿No es esto una contradicción?

M. B.: Yo creo que una opinión no invalida la otra. Es cierto que las sequías pertenecen a un ritmo cíclico de la naturaleza. Pero también es verdad que hay ahora otros riesgos añadidos porque el clima está cambiando y habrá menos precipitaciones en determinadas regiones del mundo.

Por tanto, no hay contradicción entre esas dos opiniones. Se trata más bien de que ese comportamiento cíclico va a ser mucho más crítico a partir de ahora. Y no deberíamos olvidar que el hombre también interviene en esta situación sobreexplotando el suelo para atender a las nuevas necesidades de esas sociedades. Hay por tanto una combinación de factores climáticos y humanos.

swissinfo: ¿Cómo podría resolverse ese conflicto entre las necesidades de agua de la población, es decir, del hombre, y las del medio ambiente?

M.B.: En estos momentos y con el desarrollo tecnológico actual depende enormemente de la capacidad económica del país afectado. En Estados Unidos, por ejemplo, la zona sur de California se aprovisiona de agua de unas fuentes que están a más de 700 kilómetros de distancia. Esto es inviable para países no desarrollados, que son la mayoría de los que padecen sequía.

No veo soluciones tecnológicas a corto plazo. La solución tradicional es la migración, pero ello plantea graves problemas de índole económica, política y social. No soy muy optimista y creo que en el futuro próximo se producirán situaciones humanitarias muy delicadas.

Martin Beniston en un debate.   (swissinfo)

swissinfo: La previsión parece ser la palabra clave en la gestión eficaz de la sequía. ¿Cómo entiende usted esta previsión?

M. B.: Desde un punto de vista científico hay dos tipos de previsiones: por un lado, la simulación de modelos a largo plazo que describa, por ejemplo, un mapa de la sequía a mediados o finales de siglo; por otro, las previsiones a corto plazo de carácter estacionario, es decir, predicciones en el plazo de un año que permitirían la adecuación de los cultivos a la previsión de precipitaciones. El problema es que este tipo de previsión de temporada no es todavía demasiado fiable.

swissinfo: ¿Qué opinión le merece en general la actuación de los gobiernos de cara a la gestión que hacen de sus recursos hídricos? ¿Existe algún modelo a seguir?

M. B.: Mi opinión es que no es muy buena la gestión que hacen del agua. Por ejemplo, la privatización del agua es frecuente en muchos casos. Pero creo que en los países pobres el agua no debería ser objeto de comercio. El acceso al agua debe ser un derecho de todo ciudadano.

Por el contrario, en los países ricos, los ciudadanos deberían pagar el precio real del agua que consumen, para frenar así el despilfarro. Pero este modelo de coste real no puede ser trasladado a los países pobres. La privatización va más lejos del precio real, pues implica la necesidad de obtener un beneficio para la compañía gestora.

swissinfo: ¿Hay medidas concretas que puedan tomar los gobiernos?

M. B.: Los gobiernos, y especialmente los de aquellos países que padecen sequías, deberían disponer de inventarios precisos de sus recursos hídricos, incluyendo las aguas subterráneas. Sólo a partir de ese conocimiento podrán llevar a cabo una gestión eficaz.

swissinfo: ¿Qué puede aportar Suiza en materia de gestión razonable de recursos hídricos?

M. B.: Hay en curso bastante proyectos con países en desarrollo, especialmente de África central y meridional. En general se trata de pequeños proyectos, como llevar el agua hasta un pueblo o instalar una planta potabilizadora para mejorar la calidad de vida de la población. Ahora bien, cuando se lleva el agua hasta una población cambia drásticamente la situación económica y la estructura social del pueblo, en especial de los niños y las mujeres, que antes pasaban la mayor parte del día acarreando el agua y ahora disponen de tiempo para dedicarse a otras cosas.

swissinfo: ¿Cuáles son las principales líneas de investigación en Suiza sobre gestión del agua?

M. B.: La principal es el estudio de la disminución de los glaciares debido al calentamiento global. Las previsiones para finales de este siglo indican una disminución de nuestros glaciares entre el 50% y el 90%. Hay que tener en cuenta que los glaciares son importantes para el equilibrio hídrico de ríos como el Rin o el Ródano. Esta disminución del aporte de agua tendría consecuencias graves sobre el sector agrícola y el energético.

Otra línea de investigación es la variación en la distribución de las precipitaciones. En el futuro tendremos inviernos más lluviosos y veranos mucho más secos. Debemos empezar a plantearnos las consecuencias de esta variación.

swissinfo: ¿Cree usted que convendría institucionalizar encuentros internacionales como el Foro de la Sequía celebrado en Sevilla?

M. B.: A nivel académico hay muchas reuniones. Pero es importante unir a científicos y políticos en la lucha contra la sequía. Observo una creciente preocupación por parte de estos últimos y sería deseable dar continuidad a esta colaboración.

Entrevista swissinfo, José Wolf, Sevilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: