Para una familia, el aumento salarial alcanza para una sola comida

mayo 15, 2007

Con el aumento del 15 por ciento, el poder de compra del salario mínimo en las grandes empresas es menor en un 16.8 por ciento al pagado hace cuatro años y medio, en octubre de 2002.

_dsc1870.jpg

Foto: Jaime Fernández

Por: Edwin Ruiz

SANTO DOMINGO, DN.-República Dominicana está entre los países con mayor desigualdad económica y social, al representar la media en América Latina, la región más desigual en el planeta. Para la mayoría de los dominicanos y dominicanas, esto implica vivir en la desesperanza.

Una vez más, el país tuvo la oportunidad de demostrar su vocación de reproducir esa desigualdad, con el aumento salarial insignificante negociado entre los empresarios y los representantes sindicales.

Para la familia formada por Celso Taveras Peralta y Milagros Rosario, ese “aumento” significa apenas RD$350 extras. Rosario cree que “ese dinero nada más da para una comida de un día”.

Taveras expresa su angustia: “Cada vez que recibo mi salario, me pongo desencantado de mi país”. Su dependencia de un “salario miserable” le lleva a desear cada vez más emigrar.

Técnico en electrónica, certificado por varias instituciones educativas, Taveras es empleado de una empresa privada donde percibe un salario bruto de RD$7,500 mensuales, que se reduce a RD$6,500 con los descuentos. A veces, su formación como técnico le permite “picar” unos RD$3,000 al mes en su tiempo libre. Se define como una persona honesta y deseosa de trabajar. “No bebo, no fumo, ni salgo con otras mujeres”, asegura. Dice que gasta todos sus ingresos en su familia, pero a mitad de la quincena ya no tiene un centavo, y se ve obligado a pedir prestado y a “coger fiao” en el colmado, para mantener de forma precaria a sus dos hijos y a su esposa.

Como él, miles de trabajadores ganan lo que Taveras considera un salario “miserable”. Así lo confirman las estadísticas del mercado de trabajo del Banco Central, correspondiente al segundo semestre de 2006. Revelan que el 59% de la población ocupada en el sector formal (883,934 personas), ganan por debajo de RD$8,000.

El aumento aprobado por el Comité Nacional de Salarios el pasado 25 de abril establece un incremento de 15% para los salarios mínimos, que en el caso de las mayores empresas del sector formal es de RD$6,400. Para los salarios entre el mínimo del sector formal y el tope de RD$30 mil, el aumento es de apenas 5%. En el primer caso, el incremento salarial no supera los RD$960, lo que sitúa su nuevo nivel en un máximo de RD$7,360. En el segundo, el aumento varía entre RD$320 y RD$1,500.

Estos pequeños aumentos no cambian la realidad de que casi el 89% de los asalariados del sector formal perciban un ingreso inferior a la canasta nacional promedio familiar, que a marzo de 2007 se situó en RD$18,388.

Para muchos es peor

Pero la situación es más dramática para otras decenas de miles de personas, y C. L. es una de ellas. Madre soltera, con una hija de 16 años que debe alimentar, vestir y educar, depende de un ínfimo salario de RD$2,300 mensuales, que recibe del hospital público donde trabaja como empleada de limpieza desde hace más de un año. Pero C. L. se aferra a ese salario porque es lo único que tiene, y por esa razón dice a CLAVE que teme que la cancelen si su nombre es divulgado.

Una vez que recibe su cheque, por el pago de una jornada diaria de 6:00 de la mañana a 1:00 de la tarde, “lo endoso y lo entrego al colmado”, dice. Para el resto de sus necesidades depende de la solidaridad de su hermano que reside en Nueva York.

Así como ella, el 9% de los empleados en el sector formal(135,741 personas) percibe un salario inferior a RD$3 mil.

Cuando sube, baja. Hay un retroceso de 4 años y medio en el mercado de trabajo. Esto significa que, aún con la incorporación del aumento nominal, el poder adquisitivo del salario mínimo en las grandes empresas es inferior en más de 16.8%, con respecto al nivel de octubre de 2002.

En ese mes, el salario mínimo era de RD$3,690 y hasta abril de 2007 los aumentos nominales acumulados suman 99.5%. Pero hasta marzo pasado, la inflación acumulada es de 116.3%.

Sólo la canasta de bienes y servicios básicos, que consume el 20% de las familias más pobres del país, en marzo costaba RD$7,133. En ese mes, el valor promedio de la canasta promedio familiar en la capital era de RD$26,002.

“Cuando cobro, es un dolor de cabeza siempre”, se queja Celso Taveras Peralta.

Desigualdad en RD: los ricos más ricos, y los pobres más pobres

Los pobres se hacen más pobres y los ricos más ricos, desde octubre de 2004. Esto lo revela el reciente estudio sobre la pobreza, de octubre de 2006, realizado por el Banco Mundial y el BID.

El 20% de la población más rica recibe 15.4 veces más ingresos que el 20% más pobre. Dos años atrás, esta proporción era de 14.4 veces.

El incremento de la desigualdad ocurre paralelo con el crecimiento anual de la economía, cercano al 10%. Esto significa que mientras más crece la economía, más se amplía la brecha entre los ricos y los pobres.

El estudio estima la línea de pobreza extrema en 1,390 pesos por persona, lo que para una familia de 5 personas representa RD$6,950.

El 13.1% de la población dominicana se encuentra en esa situación. Mientras que un hogar de cinco personas, con ingresos inferiores a RD$14,300 mensuales, está en una pobreza moderada, lo que abarca el 36.3% de la población.

¡No más que 350 pesos!

Al igual que con el dinero que provee Celso Taveras Peralta, su esposo, Milagros Rosario “estiró” lo más que pudo los 350 pesos que le entregó CLAVE, como parte de un ejercicio para tratar de determinar para qué sirve el reciente aumento salarial.

Rosario eligió los productos que necesitaba y que pudo pagar: cinco libras de arroz, un sobre de leche en polvo de 350 gramos, una lata de sardinas, doce tablas de chocolate, un paquete de spaghetti de una libra, un tarro de sal molida, una botella de una libra de aceite, varias “sopitas” y una fundita de ajo.

“El dinero da para poca cosa, y no podemos comer alimentos que tengan las vitaminas que lleva el cuerpo”, concluye Rosario.

Pobreza en sociedad opulenta

Milagro económico

La economía creció 9.5% en 2005 y 10.7% en 2006. La tasa del año pasado fue la más elevada en los últimos 19 años. Aunque también favoreció a los pobres, “el impacto fue relativamente mayor en los sectores de altos ingresos”, dice el BM.

Con desamparo social

En el país, 1.2 millones de personas viven en la pobreza extrema, 13.1% de la población. Los bajos salarios en el mercado formal contribuyen a esto, donde el 9% de la población ocupada gana menos de RD$3 mil mensuales.

Fuente: Clave Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: