Archive for mayo, 2007

Mancomunidad de Municipios Madre de las Aguas

mayo 26, 2007

Es la asociación de municipios de Constanza, Jarabacoa, Jánico, San José de las Matas y Monción, que se unen para la prestación de servicios y ejecución de obras que por ley son de su competencia y que por sí solos los municipios no pueden realizar o que unidos harían con mayor eficiencia; comprometidos con el objetivo común de aunar esfuerzos y recursos de los municipios miembros y gestionar apoyo de otras instancias para impulsar la preservación de los recursos naturales y el medio ambiente, conjuntamente con el desarrollo integral de sus pobladores.

¿Qué es la fiesta del agua?

Es un encuentro anual, a realizarse de forma rotativa en cada municipio, este primer año en Jarabacoa durante los días 25 y 26 de mayo para exaltar el valor e importancia del agua para la vida, congregando a todos los ciudadanos(as) identificados con la urgencia de preservar el ambiente y mejorar la calidad de vida en el territorio; es un espacio de expresión de los valores culturales en comunión con la madre naturaleza.

Es la celebración de la identidad serrana, mancomunada en torno a su recurso más valioso: el agua.

Saludamos con gran optimismo la iniciativa y nos congratulamos del panel celebrado en el Centro Salesiano sobre los desafíos y oportunidades del territorio.

Conjuntamente, en estos dos días, se realizan diversos actos, exposiciones, conciertos y una jornada de siembra de árboles.

Anuncios

DEFORESTACIÓN AFECTA ZONA DONDE NACEN LOS GRANDES RIOS

mayo 26, 2007

imageashx.jpg
POR ODALIS MEJIA
Los cinco municipios de la Cordillera Central, donde se produce el 85% del agua del país, denunciaron ayer que sobre esa estratégica zona existen serias amenazas derivadas de la deforestación y la contaminación de los ríos, arroyos y manantiales, hecho que pone en peligro el abastecimiento de agua a la población.

Demandaron que en la Cordillera Central no se sigan fomentando modelos de desarrollo que sólo agregan rentabilidad al capital en contra del patrimonio natural.

Representantes de los municipios instaron a la promoción de políticas públicas que incentiven la producción de energía limpia y alimentos libres de tóxicos.

“Sobre todo nuestro pueblo se cierne la grave amenaza de una escasez crónica en el abastecimiento de agua en menos de diez años de persistir el actual deterioro de nuestros bosques, la erosión de los suelos y la contaminación de las fuentes y corrientes hídricas, especialmente en la Cordillera Central”, expresa un manifiesto suscrito ayer por los ayuntamientos y entidades no gubernamentales de Constanza, Jabaracoa, San José de las Matas, Jánico y Monción.

Consideran que los pueblos de la cordillera han sido abandonados a su propia suerte en vez de ser vinculados a la conservación y al acrecentamiento de los recursos naturales, especialmente del agua.

Alegan que enfrentar el deterioro de los recursos naturales desborda la capacidad de los gobiernos locales y a los pueblos de la sierra, por lo que pidieron el concurso de la población, los empresarios, al gobierno central y la oposición a favor de la biodiversidad de la isla.

Ante los diversos problemas medioambientales que existen en la cordillera, estos cinco municipios conformaron el pasado 15 de febrero la Mancomunidad Madre de las Aguas con el objetivo de desarrollar y demandar acciones para proteger los recursos naturales.

Desde ayer y hasta el domingo en Jarabacoa se celebra la Fiesta del Agua, con auspicio de la Agencia de Cooperación Alemana GTZ.

Las organizaciones se comprometen a contribuir a la creación de una nueva relación entre los habitantes de la cordillera y la naturaleza, y de promover estructuras y modos de producción que satisfagan las necesidades humanas de manera equitativa y a la vez cuide los recursos naturales.

“El agotamiento de los recursos naturales y la contaminación del ambiente es un atentado contra nuestra existencia. Sobre esta conciencia llamamos a buscar otros modelos de desarrollo nacional que priorice las necesidades humanas y no el consumismo”, apuntan en su manifiesto.

Fuente: HOY

Colegio Altamira, Mathias Klotz

mayo 21, 2007

Fuente: 0300vd

Architects Urged to Seize Power

mayo 18, 2007

Mini review of much talked about event ‘Evasions of Power’, sponsored by The Slought Foundation. An excerpt; ‘Associate professor at the University of California at San Diego Teddy Cruz suggested that architects must create the political organizations and economic opportunities that make public housing and public space possible, rather than wait for governments to take the lead: in other words, architects must seize power rather than evade it. On this point, practitioners and theorists seemed to agree.’

Leer +

Fuente: Archinect

De RD$261,088.28 a RD$601,904.00 al mes

mayo 15, 2007

OCHO JUECES
Dicen aumento tiene legalidad

bandera.jpg
POR L. JIMÉNEZ
Ocho de los nueve jueces de la Cámara de Cuentas –excluido su presidente, Andrés Terrero- informaron ayer la decisión de revisar en el plenario de ese organismo el aumento de sus sueldos de RD$261,088.28 a RD$601,904.00 al mes, con la finalidad de reconsiderarlo, pero defendieron la legalidad de la medida que adoptaron el pasado 18 de enero.

Leer +

Fuente: HOY

En España, un diputado tiene un salario de 3,000 euros y el presidente Zapatero 7,400.

La señora Condoleezza Rice, quien en su condición de Secretaria de
Estado
es la tercera figura política de los Estados Unidos, sólo después
del
presidente y el vicepresidente, envidiaría probablemente si llegara a
enterarse que miembros del gabinete y otros funcionarios del Gobierno
dominicano duplican su salario.

 

¿Increíble, verdad? La señora Rice apenas gana unos 193,500.00
dólares al
año, alrededor de 16,125 dólares al mes, una chilata en comparación
con
los de algunos de esta pobre república caribeña. Según ha publicado
la
prensa y no ha desmentido el Gobierno, el secretario de Hacienda, hasta
hace poco
de Fnanzas, gana RD$750,000 al mes.

 

Al año hablamos de 9 millones de pesos, que a la tasa promedio de
33.50
por dólar equivaldrían a US$268, 656.71, unos US$22,388.06 mensuales,
es
decir, más de seis mil dólares por encima del miserable salario de la
pobre señora Rice.

 

El afortunado administrador del Banco de Reservas, según las mismas
informaciones no desmentidas, podría pagarle la universidad a los
hijos
de la secretaria de Estado estadounidense, pues su salario anual ronda
los
11.7 millones de pesos, unos 975 mil pesos al mes, los que cambiados a
la tasa citada serían unos 350 mil dólares al año, alrededor de
US$29,100
cada mes, trece mil por encima de la señora Rice que se pondría a
llorar si
algún indiscreto en la embajada dominicana le hiciera llegar estas
cifras.

 

Un congresista norteamericano gana cerca de 125 mil dólares al año.
La
cifra se queda corta ante la de un senador nuestro, que además del
salario de 150 mil pesos tiene incentivos mensuales de 400 mil, más un
peso por
cada elector de su provincia, que en el caso de Santo Domingo serían
otros 850 mil, es decir, 1.4 millones de pesos al mes, que cambiado a
la tasa
serían US$41 mil mensuales, cuatro veces el de su colega de Estados
Unidos.
¿Para eso son los impuestos, no? ¿Quién habló de crisis

Para una familia, el aumento salarial alcanza para una sola comida

mayo 15, 2007

Con el aumento del 15 por ciento, el poder de compra del salario mínimo en las grandes empresas es menor en un 16.8 por ciento al pagado hace cuatro años y medio, en octubre de 2002.

_dsc1870.jpg

Foto: Jaime Fernández

Por: Edwin Ruiz

SANTO DOMINGO, DN.-República Dominicana está entre los países con mayor desigualdad económica y social, al representar la media en América Latina, la región más desigual en el planeta. Para la mayoría de los dominicanos y dominicanas, esto implica vivir en la desesperanza.

Una vez más, el país tuvo la oportunidad de demostrar su vocación de reproducir esa desigualdad, con el aumento salarial insignificante negociado entre los empresarios y los representantes sindicales.

Para la familia formada por Celso Taveras Peralta y Milagros Rosario, ese “aumento” significa apenas RD$350 extras. Rosario cree que “ese dinero nada más da para una comida de un día”.

Taveras expresa su angustia: “Cada vez que recibo mi salario, me pongo desencantado de mi país”. Su dependencia de un “salario miserable” le lleva a desear cada vez más emigrar.

Técnico en electrónica, certificado por varias instituciones educativas, Taveras es empleado de una empresa privada donde percibe un salario bruto de RD$7,500 mensuales, que se reduce a RD$6,500 con los descuentos. A veces, su formación como técnico le permite “picar” unos RD$3,000 al mes en su tiempo libre. Se define como una persona honesta y deseosa de trabajar. “No bebo, no fumo, ni salgo con otras mujeres”, asegura. Dice que gasta todos sus ingresos en su familia, pero a mitad de la quincena ya no tiene un centavo, y se ve obligado a pedir prestado y a “coger fiao” en el colmado, para mantener de forma precaria a sus dos hijos y a su esposa.

Como él, miles de trabajadores ganan lo que Taveras considera un salario “miserable”. Así lo confirman las estadísticas del mercado de trabajo del Banco Central, correspondiente al segundo semestre de 2006. Revelan que el 59% de la población ocupada en el sector formal (883,934 personas), ganan por debajo de RD$8,000.

El aumento aprobado por el Comité Nacional de Salarios el pasado 25 de abril establece un incremento de 15% para los salarios mínimos, que en el caso de las mayores empresas del sector formal es de RD$6,400. Para los salarios entre el mínimo del sector formal y el tope de RD$30 mil, el aumento es de apenas 5%. En el primer caso, el incremento salarial no supera los RD$960, lo que sitúa su nuevo nivel en un máximo de RD$7,360. En el segundo, el aumento varía entre RD$320 y RD$1,500.

Estos pequeños aumentos no cambian la realidad de que casi el 89% de los asalariados del sector formal perciban un ingreso inferior a la canasta nacional promedio familiar, que a marzo de 2007 se situó en RD$18,388.

Para muchos es peor

Pero la situación es más dramática para otras decenas de miles de personas, y C. L. es una de ellas. Madre soltera, con una hija de 16 años que debe alimentar, vestir y educar, depende de un ínfimo salario de RD$2,300 mensuales, que recibe del hospital público donde trabaja como empleada de limpieza desde hace más de un año. Pero C. L. se aferra a ese salario porque es lo único que tiene, y por esa razón dice a CLAVE que teme que la cancelen si su nombre es divulgado.

Una vez que recibe su cheque, por el pago de una jornada diaria de 6:00 de la mañana a 1:00 de la tarde, “lo endoso y lo entrego al colmado”, dice. Para el resto de sus necesidades depende de la solidaridad de su hermano que reside en Nueva York.

Así como ella, el 9% de los empleados en el sector formal(135,741 personas) percibe un salario inferior a RD$3 mil.

Cuando sube, baja. Hay un retroceso de 4 años y medio en el mercado de trabajo. Esto significa que, aún con la incorporación del aumento nominal, el poder adquisitivo del salario mínimo en las grandes empresas es inferior en más de 16.8%, con respecto al nivel de octubre de 2002.

En ese mes, el salario mínimo era de RD$3,690 y hasta abril de 2007 los aumentos nominales acumulados suman 99.5%. Pero hasta marzo pasado, la inflación acumulada es de 116.3%.

Sólo la canasta de bienes y servicios básicos, que consume el 20% de las familias más pobres del país, en marzo costaba RD$7,133. En ese mes, el valor promedio de la canasta promedio familiar en la capital era de RD$26,002.

“Cuando cobro, es un dolor de cabeza siempre”, se queja Celso Taveras Peralta.

Desigualdad en RD: los ricos más ricos, y los pobres más pobres

Los pobres se hacen más pobres y los ricos más ricos, desde octubre de 2004. Esto lo revela el reciente estudio sobre la pobreza, de octubre de 2006, realizado por el Banco Mundial y el BID.

El 20% de la población más rica recibe 15.4 veces más ingresos que el 20% más pobre. Dos años atrás, esta proporción era de 14.4 veces.

El incremento de la desigualdad ocurre paralelo con el crecimiento anual de la economía, cercano al 10%. Esto significa que mientras más crece la economía, más se amplía la brecha entre los ricos y los pobres.

El estudio estima la línea de pobreza extrema en 1,390 pesos por persona, lo que para una familia de 5 personas representa RD$6,950.

El 13.1% de la población dominicana se encuentra en esa situación. Mientras que un hogar de cinco personas, con ingresos inferiores a RD$14,300 mensuales, está en una pobreza moderada, lo que abarca el 36.3% de la población.

¡No más que 350 pesos!

Al igual que con el dinero que provee Celso Taveras Peralta, su esposo, Milagros Rosario “estiró” lo más que pudo los 350 pesos que le entregó CLAVE, como parte de un ejercicio para tratar de determinar para qué sirve el reciente aumento salarial.

Rosario eligió los productos que necesitaba y que pudo pagar: cinco libras de arroz, un sobre de leche en polvo de 350 gramos, una lata de sardinas, doce tablas de chocolate, un paquete de spaghetti de una libra, un tarro de sal molida, una botella de una libra de aceite, varias “sopitas” y una fundita de ajo.

“El dinero da para poca cosa, y no podemos comer alimentos que tengan las vitaminas que lleva el cuerpo”, concluye Rosario.

Pobreza en sociedad opulenta

Milagro económico

La economía creció 9.5% en 2005 y 10.7% en 2006. La tasa del año pasado fue la más elevada en los últimos 19 años. Aunque también favoreció a los pobres, “el impacto fue relativamente mayor en los sectores de altos ingresos”, dice el BM.

Con desamparo social

En el país, 1.2 millones de personas viven en la pobreza extrema, 13.1% de la población. Los bajos salarios en el mercado formal contribuyen a esto, donde el 9% de la población ocupada gana menos de RD$3 mil mensuales.

Fuente: Clave Digital

El Caos es antiecológico

mayo 13, 2007

ozama3.jpg

POR DOMINGO ABREU COLLADO
Santo Domingo tuvo la oportunidad de ser una ciudad organizada. Sus características geográficas e hidrográficas le prestaban a su territorio las mejores condiciones para crecer sin menoscabar la calidad de sus recursos más allá de las fronteras hidrográficas que conformaban los ríos Ozama, Isabela y Haina. Incluso, sin causar tanto daño a esos ríos.

Y aunque no se tenía, digamos en 1960, la experiencia para concebir una ciudad ecológicamente sustentable, ya se podían observar los ejemplos de otras ciudades que –como Caracas y Río de Janeiro- estaban desbordando sus capacidades ecológicas y ambientales poniendo en peligro sus respectivas capacidades económicas para un buen manejo.

Con el paso de los años, tanto Río de Janeiro como Caracas habrían de convertirse en ejemplos de lo que no debían ser las ciudades capitales, rodeadas de millones de familias habitando amontonados en cerros –como Caracas- o en favelas –como Río de Janeiro-. Con el paso de los años, Santo Domingo tiene actualmente los dos ejemplos citados de Venezuela y Brasil en su propio territorio: favelas miseriosas a lo largo del río Ozama, y cerros en las mismas condiciones en toda su zona oeste, que aunque en menor población, presentan los mismos problemas de manejo y los mismos problemas ambientales y ecológicos.

Estos ejemplos se presentaron más tarde en Santiago de los Caballeros, y hasta en ciudades cuyo crecimiento industrial no le suponía capaz para “meterse” en semejantes problemas, como San Cristóbal, por ejemplo. Lo de Santiago tiene sus causas en su crecimiento industrial y por ser la segunda ciudad en importancia de Dominicana. Lo de San Cristóbal ha sido causado por ser ésta una especie de “ciudad dormitorio” asociada al crecimiento económico de Santo Domingo.

Hasta la muerte de Rafael Trujillo, el crecimiento demográfico de estas ciudades estuvo controlado con razones (y medidas) que bien pueden ser vistas como personales, autocráticas; pero funcionaban.

Luego de 1960, los alegatos de la informe burguesía que ocuparía el puesto dejado por Trujillo para dejar a su libre albedrío el crecimiento económico, dejaron libre también su crecimiento demográfico. Todo el que vivía en casa alquilada tuvo la “oportunidad” de “agarrar” un pedazo de tierra donde le viniera en ganas para construir como le viniera en ganas también. Por igual, todo el que llegaba a Santo Domingo en plan de quedarse tomaba el ejemplo de la ilegalidad ocupacional de solares.

Un ejemplo bien pintoresco de “la que se armó” fue la ocupación de todas las residencias de los Trujillo y allegados –como la casa de la calle Dr. Delgado, la de la calle Santiago y la de la calle Tomás de la Concha, luego bautizada con el nombre de “Ensanche Cucarachas”, por las condiciones en se amontonaron veintenas de “familias” en cada una de ellas-.

Los que no pudieron agarrar “su espacio” en alguna de esas casas, optaron por agarrar “sus solares” en donde mejor les pareció. El gran error de los gobiernos que siguieron fue el no poner orden en ese aspecto por temor a “las turbas”, porque lo ideal hubiera sido recuperar esas casas y territorios e iniciar una distribución ordenada de espacios. Primero con las casas, que debieron ser destinadas a instituciones de asistencia o de instrucción pública. Pero era demasiado pedir a golpistas y nuevos gobernantes sin vocación del orden.

Ni siquiera tuvieron visión para seguir ejemplos como la construcción de los barrios María Auxiliadora, Mejoramiento Social, Ensanche Luperón, Ensanche Espaillat y Ensanche Ozama, que tomando en cuenta el problema del crecimiento demográfico (y aunque llevaran en su diseño la “T” de Trujillo, como en el barrio Mejoramiento Social) eran una salida ordenada a ese crecimiento, incluso al otro lado del Ozama, como pasó con el Ensanche Ozama.

En lo adelante, cada gobierno que se sucedía llegaba sin ojos y sin oídos que prestar a la situación de caos en que seguía creciendo Santo Domingo. Para peor, ya en 1966, con el primer gobierno de Joaquín Balaguer, los “planificadores” tenían la conclusión de que Santo Domingo no podía crecer verticalmente, sino horizontalmente, a causa de los posibles grandes terremotos que nunca llegaron. Y así saltó el crecimiento demográfico las fronteras hidrográficas y asaltó los cerros, rodeando a Santo Domingo por todos sus costados, como colocándole un cinturón de fuerza al orden, al urbanismo y al miramiento ambiental.

El caos eléctrico o “electricaos”

Hasta 1968, aproximadamente, el término “apagón” era raro en el léxico popular. Cuando ocurría algún apagón se suponía –y así lo hacían creer los incumbentes de la Corporación Dominicana de Electricidad- que se trataba de alguna suspensión del servicio por razones de trabajos en nuevas conexiones.

Luego se decía que se trataba de boicots al suministro eléctrico auspiciados por la oposición para causar alarma en la ciudadanía. Después la culpa de los apagones recayó en las avecillas que se posaban en los cables, o en las chichiguas y capuchines o, finalmente, en los tenis viejos que colgaban traviesamente los muchachos de los barrios. Los problemas de suministro vinieron a reconocerse después, cuando comenzó el negocio de la construcción de presas y se dijo que teníamos entonces un grave problema de suministro de energía eléctrica y de agua.

En realidad, el caos eléctrico comenzó cuando por razones de propaganda política electorera se pregonaba que “las redes de la Corporación Dominicana de Electricidad debían llegar hasta la última familia dominicana”. Naturalmente, llevar electricidad al caótico crecimiento demográfico de Santo Domingo haría cada vez más insuficiente las posibilidades de una buena distribución de la energía por causas de su extensión y su pérdida en el trayecto.

Pero ese “electricaos” tenía sus beneficios para los comerciantes de cables y alambres eléctricos, los importadores de vehículos (camiones y camionetas, principalmente), crecimiento de la empleomanía de la CDE, promoción política gubernamental radial, televisada y de diarios, posibilidad de que los discursos llegaran a todos los radios (para lo que sí había energía ahorrada) y finalmente la muestra de “progreso” que significaba tirar al zafacón la emblemática “jumiadora”.

El agua fue otro caos

La razón por la que ni el servicio eléctrico ni el servicio de agua han tenido solución en Santo Domingo es porque tuvieron un mismo origen. Es decir, son resultados de un mismo caos.

El crecimiento caótico de Santo Domingo desbordó las capacidades del viejo tanque del Acueducto de Santo Domingo levantado en el barrio San Juan Bosco, y del “nuevo” y metálico tanque levantado donde limitaba la ciudad con Arroyo Hondo.

La extensión y multiplicación de las tuberías traerían como consecuencia los mismos resultados que la extensión de los cables eléctricos: pérdidas e insuficiencia en el servicio.

Para más parecido, fue la mima propuesta de presas lo que también auguró la solución del problema del abastecimiento de agua. Pero los beneficios de ese caos eran los mismos para comerciantes importadores (y luego fabricantes), importadores de vehículos, empleomanía supernumeraria, propaganda política con cada inauguración de un acueducto sin agua y mucho dinero en promoción televisada, radial y escrita. Por eso tantos programas de radio y televisión tenían la misma propaganda y la misma fuente de entrada: el gobierno.

Asociado al suministro de agua estaba el alcantarillado, donde los ingenieros “del partido” hacían su agosto construyendo alcantarillas que muy pronto se rellenaban de lodo y basuras para ser reconstruidas de nuevo. Tantos beneficios aportó este juego de la construcción de alcantarillado que todavía no hay solución para el alcantarillado de calles como la avenida Bolívar, la avenida Independencia, el Malecón, la Ciudad Colonial, Gazcue y otros muchos sectores.

Nunca se ha pensado en lo ambiental

Ni lo ambiental ni lo ecológico ha sido tomado en cuenta por nuestros gobiernos en relación con nuestras ciudades.

Luego de muchos años se “descubrió” que sí, que se Santo Domingo podía crecer verticalmente sin tener que saltarse las fronteras naturales Haina, Isabela Ozama. Por eso ahora se levantan torres por donde quiera y compitiendo en altura. Igual descubrimiento se hizo cuando se aceptó que el principal (y posiblemente único) problema del suministro eléctrico era su distribución, no su producción. Y en cuanto al agua, el principal problema sigue siendo su organización, porque agua tenemos por demás. Tanta que donde quiera que estamos la estamos dañando abajo.

El INDRHI, institución que mencionamos el pasado sábado como carente de recursos para un plan de cursos para el manejo de las aguas subterráneas, ha reaccionado positivamente en relación a este tema. Su director, el ingeniero Frank Rodríguez, está en disposición de copatrocinar la capacitación de ingenieros, planificadores, inversionistas turísticos, espeleólogos, geólogos e hidrólogos, en el manejo de los recursos hídricos del subsuelo, actualmente afectado por un penoso proceso de contaminación en Santo Domingo.

Las demás ciudades dominicanas no deben seguir la trayectoria de Santo Domingo en su crecimiento. Deben limitar su extensión a fin de posibilitar el buen suministro de energía, de agua, y garantizar un entorno ambiental saludable. Y esa decisión no debe ser dejada a los gobiernos. Las organizaciones ambientalistas y ecologistas en todo el país deben también asumir que pueden orientar ese crecimiento, pero para ello deben desarrollarse en el conocimiento y manejo de su entorno particular.

Fuente: HOY

De Perfiles

mayo 13, 2007

08ica6001.jpg

Por: Iñaki Ábalos

Los arquitectos estadounidenses Diller y Scofidio han construido en Boston su primer museo, el del Institute of Contemporary Art (ICA). Una obra que, por la trayectoria de ambos, ligada a las artes plásticas, había levantado grandes expectativas. El resultado ha levantado ya algunas opiniones encontradas entre ambos sectores profesionales.

Leer +

Fuente: ElPais.es

Otra opinión de Hugh Pearman en Gabion 

Deutsche Bank Creates $100,000 Award for Solving Urban Problems

mayo 12, 2007

By James S. Russell

If projections hold, 1.4 billion people will live in vast mega-city slums by 2020. Last night, in the dramatic atrium of the Hearst Building in New York, Deutsche Bank Chief Executive Josef Ackermann announced the creation of the annual $100,000 Urban Age Award, given to programs that aggressively and imaginatively try to improve city life.

Leer +

Fuente: Bloomberg

RAK Convention and Exhibition Centre, OMA

mayo 12, 2007

emiratos.jpg
Por Rem Koolhaas y Reinier de Graaf de OMA, para la nueva ciudad ‘Gateway City’ en Ras Al Khaimah (Emiratos Árabes). El proyecto cuenta con un centro de exposiciones y convenciones, hoteles, oficinas, viviendas, un shopping y restaurantes.

VER +

Fuente:  Dezzen – Noticias de Arquitectura