Continúa tala árboles maderables en el Pico Diego de Ocampo

septiembre 4, 2006

chichiboaquenegro.jpg

José García Cordero “Bosque Negro”, acrílico sobre tela,
200 x 300 cm., 2006. Lyle O.Reitzel Gallery Miami


RICARDO SANTANA, Listín Diario

SANTIAGO.- Un grupo de ambientalistas del Cibao subió ayer a la cima del área de amortiguamiento de la parte sur del pico Diego de Ocampo, en la Cordillera Septentrional, y comprobó que la tala indiscriminada de árboles, principalmente caoba para traficar con la madera, ha empeorado en los últimos días.

El presidente del Grupo Ecológico “Las Lagunas” de Villa González, Andrés Pichardo, quien dirigió al grupo de excursionistas, dijo que se sorprendieron al ver que la depredación en vez de paralizarse a raíz de la denuncia que hicieron en el LISTÍN DIARIO se ha incrementado.

LEER +>>>

3 comentarios to “Continúa tala árboles maderables en el Pico Diego de Ocampo”


  1. Loma Diego de Ocampo

    Tala de árboles es actividad cotidiana bajo los ojos de quienes deben velar por la protección de la zona

    Walker González

    La tradicional e ilegal tala de árboles en las lomas dominicanas, es uno de los tantos problemas ambientales graves, en desmedro de nuestros recursos naturales, que debe preocupar a la nación y las autoridades correspondientes.

    El problema es sumamente grave, pero muchas veces tan solo cuando se ven afectados intereses particulares, se activa la precaria acción correctiva en contra de este flagelo.

    La tala de árboles es una problemática que tiene varias motivaciones. Una es la necesidad del campesino de madera para uso personal en la construcción de sus ranchos, lo que representa una mínima parte del problema. Por eso, aún cuando esta práctica resulta cuestionable, hay que diferenciarla de otros tipos de tala.

    Existe una tala de árboles que produce turbios beneficios económicos, cuando de manera inmisericorde, desaprensivos penetran a terrenos propiedad estatal y privada, cortan los árboles y venden su madera al mejor postor. Esta tala indiscriminada es la que hay que combatir con mayor tenacidad y eficiencia, teniendo en consideración que muchas veces los responsables pertenecen a mafias muy bien organizadas y de tanta solvencia que podrían contar en sus filas con miembros de instituciones estatales.

    No hay que ser ecologista ni nada por el estilo para saber que el control más efectivo para encarar la tala indiscriminada es el preventivo, mediante la vigilancia eficaz.

    Debido principalmente a la falta de recursos humanos por razones económicas, la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales manifiesta una lamentable limitación para contrarrestar la ilegal tala de árboles, así como efectuar la vigilancia y la protección adecuada en todos los órdenes que a la institución corresponde. Por tal razón, se ha visto en la necesidad de delegar sus funciones en otras instituciones no gubernamentales. Este mecanismo ha logrado el cometido en algunos casos y ha fracasado en otros.

    Aparentemente, uno de los casos en que este mecanismo parece no estar funcionando es el de la Loma de Diego de Ocampo, zona que un grupo de personas denominado Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI), ha pretendido asumir la responsabilidad de proteger.

    A través de los años, periódicamente aparecen en los medios informativos, las noticias referentes a la tala y demás violaciones en la Loma de Diego de Ocampo y los portavoces de las denuncias son los mismos de la SOECI.

    Cabe preguntarnos, basados en las tantas publicaciones y datos existentes sobre estos hechos denunciados, cómo puede ser que un problema de esa índole se repita continuamente y no se haya contrarrestado, teniendo en cuenta que la zona a vigilar abarca una pequeña área, con una extensión aproximada de apenas unos 21 km², en relación con otras de similares condiciones en el país, como por ejemplo la Loma de Quita Espuela con unos 72.5 km² aprox. y la Reserva de Ebano Verde con 23.5 km² aprox.

    ¿Qué es lo que pasa? ¿Será que la tala y las violaciones ambientales en estas dos últimas zonas no ocurren? ¿O también, como en el Diego de Ocampo, se da el fenómeno en la misma magnitud y no se da a conocer en los medios? Pues bien, según las investigaciones realizadas, aparentemente las labores de vigilancia que se realizan en estas últimas han mostrado efectividad. Es decir, existen casos de violaciones pero nada parecido a lo que ocurre en el Diego de Ocampo.

    Parece ser que en el caso de la tala de árboles en la Loma del Diego de Ocampo existen dos problemas fundamentales: la irresponsabilidad y la incapacidad. Veamos por qué:

    Como muestra de irresponsabilidad tenemos un artículo fechado apenas domingo 03 del presente mes, donde el señor Nelson Bautista, en una forma que ya resulta usual, evita identificar quiénes lo hacen, pero dice que aparte del tráfico de madera, esta se usa para promover proyectos habitacionales y construir casas veraniegas. De ser esto cierto, parte de los infractores están localizados y solo habrá que pasar los nombres a las autoridades para que emprendan la acción correctiva.

    Dadas las circunstancias y la gravedad de la denuncia, me voy a permitir hacer las indagaciones de lugar, con el fin de saber quiénes son los propietarios de los proyectos habitacionales y casas veraniegas construidas o en proceso, ubicadas en la cima del Diego de Ocampo que han sido incriminados por la SOECI, para publicar una lista con los nombres de los infractores. Así ayudamos a las autoridades en su gestión.

    En el mismo sentido cae dentro de la irresponsabilidad el no reconocer su incapacidad para llevar a cabo el compromiso contraído con la Secretaría de Medio Ambiente.

    En el renglón de la incapacidad, tenemos que, a pesar de contar con recursos obtenidos a través de varias entidades, no se ven las acciones encaminadas a combatir un azote tan recurrente como es el de la tala de árboles en la referida zona montañosa.

    Durante años, la SOECI ha recibido del Estado Dominicano: asignaciones económicas mensuales, personal pagado y colocación de sus miembros en nóminas gubernamentales.

    Entonces, si tienen los supuestos conocimientos de la zona que ellos pregonan, si tienen los recursos humanos y económicos, si conocían la situación al aceptar el compromiso de proteger la zona de la Loma del Diego de Ocampo… Como es que vemos tantas supuestas infracciones, tan repetitivas y descaradas, que se llevan a cabo sin que las autoridades sean informadas hasta cuando la agresión ha sido convenientemente consumada?

    La respuesta es: Irresponsabilidad e Incapacidad. Ahora vemos cómo le tiran la pelota a Medio Ambiente por que no hay suficientes vigilantes en la zona, y me pregunto para que están ellos? Medio Ambiente por su lado dice que sus inspectores visitaron la zona de las denuncias y no encontraron nada.

    Por favor, basta ya, no queremos excusas ni justificaciones, ni protagonismos baratos, ni vigencia en los medios para tratar de exigir apoyo que ya han recibido y no saben aprovechar.

    Si esta situación de denuncias continúa, podría hasta pensarse que hay quien se estaría beneficiando de estos crímenes ambientales, aparte de quien lo realiza, que podrían ser quienes denuncian para encontrar apoyo y/o tapar su irresponsabilidad e incapacidad.

    Lo que ansiamos, es que se proteja la Loma del Diego de Ocampo y si no pueden hacerlo, este es el momento de que exijamos una nueva alternativa ante la irresponsabilidad e incapacidad mostradas.

    Walker González
    Tel. 809 – 650 – 6000
    walker@univisión.com
    cibao_news@yahoo.com


  2. Loma Diego de Ocampo

    Tala de árboles: Entre los posibles depredadores hay médicos y abogados de la ciudad de Santiago

    Walker González

    El grupo denominado Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI), a través del señor Nelson Bautista y respecto a la tala ilegal de árboles en el área de la Loma Diego de Ocampo, hizo una denuncia que apareció en el Listín Diario de fecha 3 de septiembre.

    Esta denuncia señalaba que la tala de árboles en esa reserva científica y forestal no solo se ejecutaba para traficar con la madera sino para promover proyectos habitacionales y construir casas veraniegas en la cima de la misma loma.

    A partir de este señalamiento, y dada la facilidad de ubicar e identificar a los incriminados por la SOECI, investigamos lo relacionado con esta situación, para dar con los nombres de los propietarios de los proyectos y casas a que se hace referencia.

    Debemos aclarar que el único proyecto habitacional que pudimos ubicar fue el construido en el Alto de la Manacla por la misma SOECI, y del cual incluimos fotografías de las instalaciones con facilidad para albergar a más de cuarenta (40) personas y de la piscina.

    Por otro lado los propietarios de casas veraniegas terminadas o en proceso de construcción en la cima de la Loma Diego de Ocampo se encuentran: el señor Sebastian Gómez, presidente de la empresa Copynashua; el señor José Ramón Suriel Quezada, periodista; los doctores José Canto, medico alergista y Adriano Valdez, medico neurocirujano, ambos con sus consultorios en la Clínica Corominas; señor Mario Cabrera, administrador de la Casa Dominicana; señor Víctor Torres, presidente de Tohersa Industrial; licenciado Emerson Soriano, abogado; el señor Tony Fernández, presidente de Tony Brake Center, y señor Miguel Ferreira, presidente de Magic Metal, entre otros.

    Esperamos que luego de suministrar los nombres antes indicados, tanto la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, como la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, procedan a investigar y tomar cartas en el asunto ante todos los posibles infractores.

    Así mismo de haber sido falsa la denuncia o la incriminación de estos señores por parte de la SOECI, deberán recibir la satisfacción o ser desagraviados como debe ser. De no proceder así, estaríamos ante la vieja práctica de aquellos resentidos sociales que buscan de manera injustificada e irresponsable manchar la imagen y moral de personas que no lo merecen.

    Esperaremos, pues, los resultados que ofrezcan la Secretaría y la Procuraduría en sus investigaciones. De no hacerlo, se estarían convirtiendo en cómplices de un grupo de personas a quienes, ante su irresponsabilidad e incapacidad, no les queda más que juzgar por su condición.

    Walker González
    Tel. 809 – 650 – 6000
    walker@univisión.com
    cibao_news@yahoo.com

  3. Adria Herrera Says:

    Es de buen ver que en la ciudad de Santiago se este tratando como se debe lo relacionado al medio ambiente. Pero a la vez quiero preguntarle; es acaso un pecado construir una vivienda en un lugar como Diego de Ocampo? Porque como es sabido las casas no se construyen sobre los arboles, y si no es indiscriminada la tala hay que hacerlo para dar lugar a la construccion, entonces… puede usted contestar mi pregunta?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: