Cambios de temperatura en el Mediterráneo e invasión de medusas

agosto 9, 2006

mediterraneomap

Las medusas no entienden nada

Emilio Iglesias Delgado – Sevilla
EL PAÍS – Opinión – 30-07-2006
El turismo en el Mediterráneo español está amenazado por una plaga de medusas que, a modo de chapapote gelatinoso, hará resentirse a la única “industria” que nos queda: la especulación inmobiliaria. Lejos queda aquel debate sobre el trasvase del Ebro en el que los expertos (?) repetían un argumento recurrente: el agua de los ríos se pierde en el mar. Falso, las medusas odian el agua dulce y este agua evita la salinización costera, la naturaleza es así: una acción provoca una reacción. Se levantan presas, se roban aguas, se construyen desaladoras -cuya salmuera se vierte al mar, convirtiéndose en un regalo para las medusas-, se vierten abonos que hacen crecer a las algas -alimento de medusas- y se quiere pasar unas vacaciones tranquilas en la playa que la mancillada ley de costas ha asfixiado: se pide lo imposible.

Alguna empresa hará negocio con el encargo de algún Ministerio de un buque que limpie de medusas las playas más exclusivas, mientras en el resto, los turistas estaremos rascándonos (las picaduras) sin consuelo.
900 bañistas reciben asistencia por la plaga de medusas en la costa granadina

medusagigante
EP – Granada
EL PAÍS – 15-08-2005
Unos 900 bañistas han tenido que recibir asistencia sanitaria durante el fin de semana por las picaduras ocasionadas por la plaga de medusas en las playas de Motril, Carchuna y Calahonda, en la costa granadina. La “gran cantidad de medusas en la zona”, según Protección Civil, hizo que se ondearan banderas amarillas y rojas en señal de aviso. Las altas temperaturas del agua del mar provocan que la costa granadina sufra de nuevo esta plaga, que en julio afectó a miles de turistas de las costas mediterráneas del litoral andaluz, aunque, según las citadas fuentes, “ahora los bañistas son más responsables y hacen caso a las banderas”.

Ante la plaga de medusas, Protección Civil, recomienda lavar las picaduras con agua con vinagre, nunca con agua dulce y, en el caso de que no desaparezca el picor, acudir a un centro sanitario por si el afectado es alérgico. Las medusas son consideradas como residuos sólidos en el mar y su retirada, según la dirección general de Costas del Ministerio de Medio Ambiente, es competencia de los ayuntamientos.
Miércoles, 10 de agosto de 2005
Actualizado a las 09:56 (CET) – Internet time @372 b

medusas2.jpg

DESACONSEJAN EL BAÑO EN EL LEVANTE Y CATALUÑA
La sequía y las altas temperaturas provocan una invasión de medusas en las playas del Mediterráneo

ELMUNDO.ES

Medusas de la especie Pelagia noctiluca, la más frecuente en el Mediterráneo. (Foto: CSIC)

NOTICIAS RELACIONADAS
MADRID.- Los miles de personas que estos días tratan de refugiarse del calor en las playas del litoral mediterráneo español se han encontrado con un serio enemigo: las medusas. Cada día, los socorristas de las playas del Levante, Andalucía y Cataluña atienden a miles de personas por picaduras de estos animales, y en muchos lugares las autoridades han desaconsejado el baño. La culpa, dicen los expertos, la tienen la sequía y las altas temperaturas.

Sólo en Cataluña, la elevada presencia de medusas en el mar ha obligado a izar la bandera amarilla, que aconseja la precaución en el baño, en 18 playas, según han declarado fuentes de Cruz Roja. El portavoz de los socorristas de esta institución en la zona ha señalado que este verano se han duplicado las atenciones a bañistas por culpa de las picaduras de estos animales, y en lo que llevamos de verano ya han curado a 8.337 personas sólo en Cataluña, más del doble que el año pasado por estas mismas fechas.

Una situación similar se vive en las playas del Levante. En Alicante, por ejemplo, los socorristas atienden a una media de entre cinco y seis bañistas por picaduras de medusa en cada playa al día. Una plaga que además resulta prácticamente imposible de controlar. “Cuando están localizadas en un área determinada, acotamos ese trozo de mar para que no se bañe la gente, pero ésto no siempre es posible”, reconocen fuentes de Cruz Roja.

medusas3.jpg
En multitud de playas de Málaga, Alicante, Valencia y Cádiz ondean estos días las banderas amarillas, para prevenir a los balistas de la presencia de estos animales. En los dos kilómetros de costa entre las playas El Palo y Pedregalejo, en Málaga, la Cruz Roja atendió ayer a 105 personas, y se han registrado otros 500 afectados en Marbella, Benalmádena y Torremolinos. Tal es la plaga que, según la Asociación de Hoteleros de Granada, la ocupación hotelera en esta zona del litoral ha disminuido al 60% en los primeros días de agosto por culpa de estos molestos animales. “La gente llama para preguntar si hay medusas, y si la respuesta es que sí, cancelan la visita”, aseguró alABC Rafael Lamela, director de la asociación.

Los biólogos atribuyen este aumento de la presencia de estos animales a la sequía y el aumento de temperaturas. La carencia de lluvias ha provocado un notable descenso en la cantidad de agua que los ríos vierten en el mar, con lo cual la barrera que supone para las medusas la corriente fría en la orilla ha desaparecido. Si a eso se une que están desapareciendo especies depredadoras como la tortuga marina y la abundancia de plancton en la superficie favorecido por las altas temperaturas, tenemos todos los ingredientes para la aparición de esta plaga.

Las medusas son unos organismos compuestos mayoritariamente de agua a los que la marea arrastra hacia las playas. Se alimentan de diminutos peces, a los que inyectan el mismo veneno a través de los tentáculos que cuelgan bajo su cuerpo.

Su picadura no es mortal para los hombres, pero sí muy molesta. Se manifiesta con dolor intenso, enrojecimiento e inflamación de la piel de la zona, que puede mostrar la forma y el trayecto de los tentáculos y que puede llegar a infectarse. Además, puede ir acompañada de dolor de cabeza y náuseas. El tratamiento se lleva a cabo en el propio puesto de socorro de la playa y consiste, en primer lugar, en el lavado de la zona lesionada con agua de mar o agua salada, vinagre o zumo de limón para eliminar los tentáculos de la medusa. A continuación, se pueden poner compresas de agua fría para aliviar el escozor y picor y una crema tópica de corticoides que tiene poder anti inflamatorio y alivia el picor.

Una respuesta to “Cambios de temperatura en el Mediterráneo e invasión de medusas”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: